boimorto.org | mapa | que ver | gente | datos | queso

 

 

 

 

Toponimia. Boimorto y Bois de Gures

Destacamos hoy dos lugares llamados Boimorto. Se trata de Boimorto, lugar y parroquia del ayuntamiento de Vilamarín (Ourense) y Boimorto, parroquia y ayuntamiento de la provincia de A Coruña.

Estos topónimos dan nombre a dos entornos pedregosos La característica pedregoso común a los lugares llamados Boimorto, se repite a la vista un documento del año 1292 que habla de un lugar que chaman a Pena do Boy morto (M. Lucas y P.P. Lucas, San Pedro de Ramirás. Un monasterio femenino en la Edad Media, página 441).

La forma documental de Boy morto, separada, nos sugiere un topónimo compuesto de los simples Boi y Morto que, como vamos a ver, también por separado dan nombre a piedras y lugares pedregosos.

Así, Boi, frecuentísimo, siempre nombra a peñascos terrestres o marítimos. Entre otros muchos, Boi es el nombre de una punta rocosa de la parroquia y ayuntamiento de Baoiona (Pontevedra).

O Boi, Os Bois y O Corno do Boi son los nombres de una punta y bajos marinos de la parroquia de Xaviña, en el concejo coruñés de Camariñas. Nótese que O Corno do Boy parece una tautología compuesta de una posible pase boi, piedra, y la precéltica corn, piedra. Boi Grande y Boi Pequeno, islotes todo raca situados frente a la punta de Orzán (A Coruña).

Boidecanto, punta costera sitiada en la parroquia de Liáns (Oleiros-A Coruña), es una posible repetición o tautología de piedra a base de los componentes boi y el preindoeuropeo cant, también roca o piedra.

Boicornello, lugar de la parroquia de San Pedro do Val de Xestoso (Monfero-A Coruña), que constituye otra tautología similar a la anterior de O Corno do Boi, que aparte de las piedras de Xaviña da nombre a un sistema montañoso donde abunda la piedra, situado en el ayuntamiento de Friol (Lugo).

En cuanto a Morto, pensamos que proviene de un componente indoeuropeo mor, piedra, y también da nombre a sitios pedregosos. Así, los vistos en otro artículo Morro Mortaxa (tautología de mor) y Punta Mortaza, cabos muy pedregosos situados en la playa de Valdaio, en el ayuntamiento coruñes de Carballo.

La voz morto también aparece en el topónimo Mouromorto, otra posible tautología de mor que siempre nombra emplazamientos muy pedregosos. Así, con estas características muy marcadas destacamos un lugar llamado Mouromorto perteneciente a la parroquia de Calo, (Teo-A Coruña), que nada tendrá que ver, aunque lo parezca, con mouros mortos. Lo mismos que Boimorto, que más que un boi morto creemos que reproduce una tautología o repetición de piedra, con una incierta pero probable base boi, piedra (que no vemos recogida en la bibliografía especializada) y la preindoeuropea mor, piedra, sí asumida y comentada por diversos autores.

La engañosa transparencia de topónimo Boimorto, que sugiere un equivocado boi morto también aparece reflejada en la documentación antigua. Así, en un texto del año 994, referidos al Boimorto de la provincia de A Coruña, leemos: ...ubi dicunt Boue mortuo (López Ferreiro, Historia de la Iglesia de Santiago, ap.2, página 195).

Este documento transcribe, según pensamos, una falsa latinización, que demuestra que en la época de su redacción el topónimo Boimorto tendría una forma igual o muy parecida a la actual, pues el amanuense medieval, asociando Boimorto a un buey de carne y hueso, lo representaría con al forma falsa de Boue mortuo.

En el folclore popular vuelva a repetirse la asociación del topónimo Boi con la especie de ganado que parece nombrar. Así, los llamados Bois de Gures, dos islotes rocosos cercanos a la ensenada coruñesa de Ézaro, serían una pareja de bueyes encantados que, escapando del asolagamento de la cercana ciudad de Duio, perecieron ahogados y fueron transformados en las actuales piedras que constituyen los referidos islotes.

Fernando Cabeza

La Voz de Galicia,
Sábado 21 de marzo de 1992

Atrás Top

 


© Boimorto@NET | nosotros | términos y condiciones de uso | privacidad y copyright | colaborar | contactar